¿Qué dicen las revistas ‘femeninas’ de la huelga del 8 de marzo?

Madrid. 07 de marzo. 2018. Las revistas de moda y estilo de vida dirigidas a mujeres son publicaciones en las que los cánones estéticos reducen la belleza femenina a los atributos de una modelo blanca, delgada y, en ocasiones, de aspecto demacrado. Esto las convierte en portavoces de los estereotipos preferidos del patriarcado: la superwoman que trabaja en casa y fuera, y tiene tiempo de adaptar su cuerpo a las exigencias de la “belleza” sin queja alguna, o la mujer desvalida que necesita ser rescatada. Estas revistas se han erigido como representantes del universo femenino, convirtiéndolo en un mundo con límites, como si solo hubiera un tipo de mujer o de feminidad.

people-2599688_1280

En las versiones online de las revistas Vogue, Marie Claire, Elle, Telva y Cosmopólitan no aparecen artículos sobre la “huelga” del 8 de marzo. “Huelga” justamente debe ser la palabra más pronunciada por las mujeres estos días. Por primera vez, en el Día de la Mujer se celebra una huelga en nuestro país, es un acontecimiento histórico.

Estas revistas, que se adaptan a los tiempos, han empezado a incluir artículos feministas. A menudo estos textos vienen de la mano de acciones de mujeres famosas o de la alta sociedad. El artículo “Ellas que nos inspiran con sus frases feministas” de la revista Vogue recoge citas de mujeres como Michelle Obama, Emma Watson o Reese Witherspoon. Marie Claire ha creado una nueva sección que se llama ‘Planeta Mujer’ que contiene el apartado ‘feminismo & denuncia’. Es una buena noticia que el Feminismo mejor dicho, los Feminismos, lleguen sin estigmas al gran público, como ha afirmado recientemente Leticia Dolera durante la promoción de su libro Morder la manzana de la editorial Planeta.

Sin embargo, estas revistas también contienen artículos como “Las piernas de la Reina Letizia, a examen” o un reto a las lectoras (y lectores que también los hay, aunque en mucha menor medida) a perder una talla en menos de tres meses. Resulta paradójico que estos artículos estén en la revista Telva junto a otros como “¿Doritos para mujeres? No, gracias” o “Día de la Mujer y la Niña en la ciencia: ideas para celebrarlo (y reivindicarlo)”. Estos mensajes opuestos desvelan la ausencia de decisión respecto al Feminismo en estas revistas. Es decir, el producto final que llega al público no es feminista, contiene pequeñas dosis, pero no lo es en su conjunto.

Mandatos de género

“El corrector que de verdad tapa ojeras y granitos existe (y dura todo el día)” (Vogue); “5 clases de gimnasio para luchar contra la celulitis” (Vogue); “10 trucos de modelo para tener una piel impecable” (Marie Claire); “¿Qué cirugía estética es mejor para cada edad?” (Elle); “La base de maquillaje de Megan Markle” (Cosmopolitan); “¿Cómo maquillarte si tienes marcas de acné?” (Cosmopólitan); “Seis mandamientos ‘beauty’ que tienes que cumplir” (Cosmopólitan)… Estos son algunos de los titulares que encontramos en sus webs.

Nuria Valera explica en su libro Feminismo para principiantes que el Feminismo es impertinente porque cuestiona el orden establecido. Por eso, resulta llamativo encontrar contenido con perspectiva de género (por ejemplo la entrevista a Leticia Dolera en Vogue) en contenedores que han servido y sirven tan bien al sistema patriarcal.  Perpetúan los mandatos de género de las mujeres distorsionando la idea de la belleza y exigiendo la perfección.

Muchas de estas revistas sexualizan a las mujeres y retocan los cuerpos de las retratadas, estas elecciones no son feministas.

Inma cuesta

“Verte y no reconocerte, descubrir que tu imagen está en manos de personas que tienen un sentido de la belleza absolutamente irreal”, Inma Cuesta fue una de las primeras actrices en mostrar su rechazo hacia los retoques de photoshop. En su cuenta de Instagram publicó un mensaje para denunciar que el cuerpo que aparecía en las fotos no era el suyo.

El Feminismo está de moda y corre el riesgo de pasarse de moda, como toda tendencia. La filósofa Ana de Miguel afirmó en una entrevista publicada el 21 de diciembre en Smoda: “está habiendo un esfuerzo por banalizar el feminismo como una etiqueta de consumo. Coche feminista, camiseta feminista, vajilla feminista… es demencial”. Si la revista no está comprometida con el Feminismo lo que consigue es banalizar el mensaje.

La ausencia de contenido relacionado con la huelga hace dudar del Feminismo de estas revistas, si a esto le sumas el contenido sobre “belleza” el resultado es todo menos Feminista.

Por Marta Reig González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: